Arrendamiento puro: Ventajas de pesos y estrategia

 

Muchos lo mencionan, pero pocos lo ponen en practica: Compra lo que aumenta en valor y arrienda lo que se devalúa. Quienes practican el mensaje de Jean Paul Getty, empresario de la industria energética y primer billonario en el mundo, saben que el arrendamiento es una opción viable con múltiples beneficios para las empresas sin importar su giro y tamaño.

El arrendamiento es una alternativa para adquirir activos productivos sin desembolsar en un inicio el valor total de éstos, o cantidades pactadas que podrían descapitalizar a la empresa, permitiendo la posibilidad de que en un tiempo determinado se puedan sustituir los activos para contar con la ventaja competitiva de evitar la obsolescencia, ya que la final del plazo establecido con la arrendadora se pueden adquirir nuevos activos y, por lo tanto, estar a la vanguardia en cuanto a los bienes productivos que la compañía necesita para sus operaciones.

Existen dos tipos de arrendamiento: puro y financiero. En este espacio nos abocaremos al primero que, en síntesis, es un modelo en el que hay un acuerdo entre dos partes, arrendador y arrendatario, que simplifica la adquisición de bienes mediante una renta mensual fija durante un determinado periodo que permite el uso y goce de un bien sin distraer el capital de trabajo, por lo que éste se puede orientar al objeto del negocio. Son susceptibles de arrendamiento puro todos los bienes que no sean de consumo inmediato.

Ventajas

En 2017 se proyectó que para este año el arrendamiento en México crecería en un ritmo del 15 al 20% como consecuencia de la ampliación del conocimiento sobre el esquema y los beneficios que conlleva en los ámbitos fiscal, financiero, administrativo, así como operativo y tecnológico.

En el primer rubro porque la renta es deducible. En el segundo debido a que se puede financiar toda la inversión, no descapitaliza a la empresa, le da liquidez al liberar flujo de efectivo para crecimiento u otras inversiones, y no se bloquean líneas de crédito tradicionales. En el tercero, porque al ser una renta fija mensual se tiene control de los gastos en el estado de resultados. En el cuarto porque mejora la planeación de uso de activos y renta en bienes que pueden perder valor rápidamente, se evita la obsolescencia tecnológica, se eliminan gastos de almacenamiento de equipo que pierde su vida útil y se puede hacer una sustitución efectiva de activos depreciados.

Ante este panorama: ¿Cuál es la mejor opción? ¿Arrendar o comprar?

Otra razón para responder es que con el arrendamiento se cuenta con una opción que cuesta menos que ser el propietario de los activos, debido a que el empresario pude establecer el plazo de arrendamiento de acuerdo a su conocimiento sobre la depreciación de activos, lo que le permite ver al arrendamiento como una posibilidad de innovar.

Hay muchas razones para afirmar que el arrendamiento puro tiene muchas ventajas económicas y de estrategia; económicas por los beneficios fiscales y financieros, y de estrategia porque permite que la empresa se enfoque en producir, crecer y generar ganancias. Por ejemplo, una compañía fabricante de productos lácteos duplicó en cinco años su espacio de trabajo y triplicó la cantidad de máquinas y el número de empleados, lo que le permitió pasar de ventas anuales de 400 millones de pesos a más de 1,500 millones de pesos actualmente. Engen Capital se sumó a su visión, establecieron una estrategia, y caminaron juntos.

Razones

La Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas, realizada durante el segundo semestre de 2018 (ENAFIN 2018) indica que los factores que más afectaron la operación de las empresas en 2017 fueron: el incremento en los costos de operación, 22.4%; la inseguridad y la criminalidad, 19.3%; el costo del financiamiento, 16.4%; y la falta de financiamiento,15.8%.

También refiere que en 2018 el 21.7% de las empresas tuvo financiamiento para solventar sus operaciones, para pagar transacciones o para realizar otras actividades y que las fuentes de financiamiento fueron la banca comercial, 75.4%; los proveedores, 30.4%; familiares o amigos, 11.7%; las instituciones financieras no bancarias, 7.4%; y 5.4% otras fuentes.

Además, que el 20.9% de las empresas con solicitudes de crédito rechazadas en 2018, señaló que el principal impacto que tuvieron por no obtener el crédito fue el retraso en la expansión de la empresa. Cinco de cada 10 empresas consideran que el principal factor que limita el acceso al financiamiento es el alto interés que se cobra, seguido por los muchos requisitos que piden las instituciones (23.9%).

Opción

Sabemos que cada empresa tiene necesidades específicas y requerirá de medidas especiales, Sin embargo, el arrendamiento puro es una opción para garantizar el crecimiento constante de una empresa. De acuerdo con la ENAFIN 2018, durante 2017 una de cada 10 empresas adquirió algún activo fijo a través de arrendamiento. Las tendencias indican que las empresas apuntan a un cambio innovador, flexible y adaptativo basado en nuevos modelos y formas de organizar e interactuar; es decir, hacia una administración inteligente. El arrendamiento puro está en la tendencia con muchas ventajas de pesos y estrategia.